Lo destructivo que el buenismo puede ser

La esencia del buenismo consiste en no prever las consecuencias, es decir, en la irresponsabilidad. Así funciona el buenismo en muchos temas como, por ejemplo, la inmigración, que amenaza con destruir nuestros derechos sociales, nuestra identidad comunitaria y nuestra misma civilización europea.

También lo estamos viendo estos días cuando el gobierno de España, en comparecencia de la Ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quería mandar ayuda sanitaria en plena emergencia sanitaria en España, y anuncia que España ayudará económicamente a Marruecos en la lucha contra el coronavirus… Después de que Marruecos cerrara sus fronteras con España por el coronavirus, el patético gobierno español dice que ayudará a Marruecos económicamente en su lucha contra el virus. Tenemos un gobierno endófobo, etnomasoquista y giliprogre, acorde a la corruptocracia del régimen del 78..

O cuando esta misma Ministra dice que el gobierno buscaba “gangas”, y se encontró con 650.000 tests defectuosos, en un momento en que no es hora de buscar “gangas”, sino de buscar el mejor material sanitario posible. Las “gangas” para matar ciudadanos, mientras todos los políticos viven con dinero público sin renunciar ni un céntimo en un momento angustia colectiva.

En medio de esta crisis del coronavirus, el gobierno acierta, sin embargo, en sustituir los despidos por ERTEs. Contra lo que están diciendo las derechas, la medida del gobierno de dificultar los despidos no disciplinarios y dar facilidad en cambio para hacer ERTEs es adecuada para que esto sea solo un paréntesis y la recuperación de la economía sea rápida tras la crisis sanitaria.

Ahora bien, el gobierno falla si no permite hacer ERTEs a las empresas a las que ha obligado a parar ahora, eso y la ridícula compensación para los trabajadores afectados por ERTEs , el mínimo del subsidio extraordinario para los afectados por esos ERTEs -unos 500 euros mensuales- me parece muy insuficiente tanto por razones de justicia social como por la necesidad de mantener fuerte la demanda para que la economía no se hunda demasiado.

Desbordado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Pero no piensen que esto es algo exclusivo del gobierno progre de España sino que este gobierno es un ejemplo de la clase política que gobierna en toda la Europa occidental. Así, por ejemplo, el ex Primer Ministro británico del Partido Laborista, Gordon Brown, ha pedido un “gobierno mundial” para luchar contra el coronavirus. Y es que los planes de la élite mundial son cada vez más claros. Todos sabemos, por ejemplo, que el FMI lleva tiempo pidiendo también recortes sociales y la privatización parcial o total de las pensiones. Pero, el coronavirus, y mal que les pese a las élites mundialistas, puede acelerar el proceso que lleve no al fin del capitalismo pero si al fin del neoliberalismo y de la globalización, pues, ¿se imaginan ustedes que tuviéramos mercados libres en esta situación?

Ahora que nos aconsejan que no demos la mano, no abracemos, no besemos… puede ser un buen momento para reflexionar en lo destructivo que el buenismo puede ser.

Eduardo Núñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: