Revanchismo y odio politiquero. Del Mariscal soviético Ivan Konew al Generalísimo Franco.

A finales del pasado año se desataba una polémica en Praga por la petición por parte del alcalde del distrito de Praga 6, el liberal Ondrej Kolár, de retirar el monumento al Mariscal Soviético Ivan Kónew.   

Iván Stepánovich Kónew fue un mariscal que lideró uno de los frentes militares encargados de la liberación del campo de concentración de Auschwitz en enero del 45. Meses después tomaría Praga, que estaba en manos de tropas alemanas. Por sus victorias la URSS le condecoró con el más alto grado de distinción y le otorgó el título de Héroe de la Unión Soviética. En el año 1980, durante el gobierno comunista checoslovaco, en memoria de este personaje y de lo que los libros de historia llaman “liberación de Praga”, se erigió un monumento al mariscal Kónew en la plaza de las Brigadas Internacionales.     

La iniciativa del alcalde de distrito Ondrej Kolár, consistía en retirar el monumento y destinarlo a otro lugar como un museo o incluso la embajada rusa para levantar en su lugar un memorial más general que recuerde la “liberación” del nazismo. Nada más salir en prensa la iniciativa, la propia embajada a mostrado su indignación. A esta protesta se ha unido el ministro de cultura ruso Vladimir Medinsky, que demostrando unos dotes de ingenio abrumadores, ha calificado al liberal Kolár como “Gauleiter nazi” de Praga.

La indignación de los grupos de izquierda y nostálgicos del soviet ha surgido cuando el alcalde Ondrej Kolár ha ordenado la retirada definitiva del monumento el pasado viernes 3 de abril. Aprovechando el estado de alarma y el confinamiento de la ciudadanía, ha sido retirada sin que nadie pudiera tomar acciones en contra. Informaba Kolár de forma burlona desde sus redes sociales que la estatua había sido retirada por no portar mascarilla contra el covid19. Recordemos que de forma reciente, la estatua había sido atacada por patriotas checos y grupos de nostálgicos del soviet organizaron manifestaciones de protesta delante del ayuntamiento. Al propio Kolár le asistía un escolta personal por haber recibido innumerables amenazas de muerte. Todo este revuelo lleva tiempo sonando en las calles de Praga desde que el alcalde del barrio de Řeporyje, Pavel Novotný del Partido Cívico Democrático indicara la intención de levantar un monumento en el mismo barrio dedicado a los combatientes del Ejército Vlásov. El famoso historiador Jaromír Mrñka, ha indicado la necesidad de independencia en cuanto a los análisis y revisión histórica, indicando que hay dos visiones irreconciliables de la historia: “Tenemos aquí dos formas de rememoración de los sucesos de la Segunda Guerra Mundial. Una es la checa y la otra es la rusa, y estas no son compatibles. Los rusos mantienen la postura soviética y siguen presentándose como el país que liberó gran parte de Europa de los nazis, y como garante del ordenamiento de postguerra. Mientras tanto, en Chequia comenzaron en los años 90 arduos debates sobre los fenómenos que influyeron en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial y que durante la era de la dictadura comunista eran callados intencionadamente”.

Kónew derribado.

Y mientras tanto en España…

Algo que se veía venir desde la exhumación de Franco era la posterior retirada de la Cruz del valle. El pasado martes 21, los representantes del Grupo de izquierda Confederal, integrado por los senadores de Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya En Comú Podem, registraban una iniciativa para demoler la Cruz (Tal como indicaron en el proyecto de 2018) y añaden dentro de la voladura el resto del complejo si una comisión de expertos lo acredita. Tal como indican algunos diarios de derechas, se puede rescatar lo siguiente: “Se precederá a la resignificación de todo el complejo, eliminando toda expresión y connotación franquista, o en caso de valorarse su escaso valor arquitectónico, después de una valoración artística y arquitectónica de una comisión de expertos creada para tal fin, se procederá a la demolición del mismo previa exhumación de todos los restos y entrega a sus familiares.”     

A lo largo de la historia lo hemos visto de forma repetitiva, da igual que gobierne la izquierda o la derecha, en cuanto a la retirada de calles, monumentos o símbolos como práctica común llevada a cabo por el poder de turno. La obsesión del poder, por borrar el pasado, como lo realizaba el Ministerio de la Verdad de Orwell, es tan apremiante que incluso se toman la libertad de caer en absurdos tales como el de la calle Almirante de Cervera de Barcelona (Almirall Cervera, en referencia a Pascual Cervera y Topete, 1839-1909, fue un destacado almirante de la Armada española que combatió en la guerra de Cuba) El motivo fue taxativo, “era un facha” en palabras de la alcaldesa Ada Colau. En su lugar renombraron el nomenclátor de esta arteria principal del barrio de la Barceloneta, por el del humorista Pepe Rubianes, que tuvo residencia en dicha calle. Colau exclamó que seguramente el propio Rubianes estaría orgulloso de quitar el puesto a un “facha”, demostrando así el verdadero interés del ayuntamiento por renombrar la calle y no por el reconocimiento que se le debe dar a un humorista mediocre. (En el año 2006 protagonizo una polémica muy mediática al realizar declaraciones en contra de España en tv3)

Ada Colau durante el renombre de la calle Almirall Cervera por la de Pepe Rubianes.

En mi humilde opinión, recomendaría a los partidos y ayuntamientos en preocuparse más por el bienestar de los trabajadores que en modificar calles que no suponen ningún cambio real en el día a día del ciudadano de a pie. Hace tiempo se les cayó la máscara y ya no convencen, tienen que avivar las bajas pasiones para movilizar al engañado votante. ¿Quizás estas revanchas absurdas y poco trascendentes sean lo que aúna al electorado de izquierdas, ahora que todo el mundo constata que el bienestar del trabajador les importa bien poco?

Desde el Valle hasta la plaza de las brigadas internacionales nada nuevo.

Rubén MG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: