Los genocidios y matanzas del comunismo de Mao

¿Quién es el autor de la matanza más grande en la historia del mundo?… Mao Zedong.

A partir de 1958 hasta 1962 (en plena paz, no en guerra), su política del ‘Gran Salto’ condujo a las muertes de hasta 45 millones de personas – el episodio más grande de matanza alguna vez registrada.

El historiador Frank Dikötter, el autor del libro “La Gran Hambre de Mao” publicó un artículo en la History Today, resumiendo lo que pasó: Mao como comunista obligó a juntar a grandes masas de aldeanos de todo el país en enormes comunas. En la búsqueda de un paraíso utópico, todo fue colectivizado. Se arrebató a toda la gente de sus casas, tierras, pertenencias y sustentos. En cantinas colectivas, el alimento distribuido según el mérito se usó como un arma para forzar a la gente a seguir cada dictado del Partido. Como los incentivos para trabajar fueron eliminados, la coacción y la violencia fueron los medios usados a cambio para obligar a trabajar, pero el resultado fue un hambre total, los agricultores fueron obligados a realizar trabajo sobre proyectos de irrigación muy mal planificados mientras los campos fueron descuidados.

Algo que caracterizo la represión Maoísta fueron las humillaciones y los linchamientos de carácter públicos. Todo el pueblo tenía que ver y participar en la revolución cultural (Hay cientos de fotos que no queremos mostrar por ser tremendamente desagradables)

Una catástrofe de dimensiones gigantescas se extendió. Decenas de los millones de personas muertas de hambre. Pero las dimensiones verdaderas de que pasó sólo ahora salen a luz gracias a los informes meticulosos del propio Partido Comunista que se empiezan a poder examinar. Mao surge como uno de los mayores autores de una matanza en la historia, responsable de las muertes de al menos 45 millones de personas entre 1958 y 1962. Pero no es solo el número, también la manera por la cual muchas personas murieron: entre dos y tres millones de víctimas fueron torturados hasta la muerte, a menudo por la infracción más leve. Cuando un muchacho robó un puñado del grano en un pueblo Hunan, el jefe local Xiong Dechang forzó a su padre a enterrarlo vivo. El caso de Wang Ziyou ha salido a la luz en los documentos: uno de sus oídos fue cortado, sus piernas fueron atadas con el cable de hierro, una piedra de diez kilogramos fue dejada caer sobre su espalda y luego él fue marcado por un instrumento ardiente, fue el castigo para desenterrar una patata sin permiso.

Hace mucho tiempo que se sabían los hechos básicos del Gran Salto. Mientras los horrores del Gran Salto son conocidos por los expertos sobre el comunismo y la historia china, la gente ordinaria raras veces los recuerda fuera de China, y ha tenido sólo un impacto mediático muy modesto. Cuando la gente de occidente piensan en los grandes males en la historia mundial, raras veces piensan en este tema. En contraste con los numerosos libros, películas, museos, etc.  de recuerdo dedicados al mal llamado Holocausto, casi no hay nada para recordar las matanzas comunistas.

Todo comenzaba con la humillación pública, el pueblo era supuestamente quien te condenaba, para ir subiendo poco a poco de grado en las penalidades. En la foto dos personas mayores que representan “lo valores viejos” son obligados a mostrar respeto durante horas a los que serán sus verdugos.

Se dice que estas matanzas no fueron por ‘genocidio’ al no ser por ‘racismo’. Pero es curioso que se oculte que millones de chinos fueron asesinados por motivos religiosos (que si es genocidio) aparte de esta matanza por hambre.

Cristianos, budistas, islamistas, fueron asesinados masivamente por el comunismo de Mao ANTES de 1954 cuando empezó la barbarie del hambre.

Henry Kissinger estrecha amistosamente la mano de Mao

La razón de este silencio y olvido es que el comunismo forma parte de los aliados de 1945, es parte del sistema actual, los comunistas gobiernan junto a socialistas en algunos países occidentales, los sionistas que dominan la prensa, el cine y los medios no quieren saber nada de los crímenes comunistas, pues en occidente los mayores criminales comunistas eran judíos.

Hoy Mao sigue estando presente en China (desde en los billetes a grande pancartas) y los dignatarios occidentales se cuidan muy mucho de denunciarlo como un genocida y asesino.

No se trata de creerse todo lo que se dice de Mao, puede que se mienta, lo curioso, lo significativo, es que se oculta y se minimiza mientras se maximiza lo del Holocausto… millones de chinos no valen lo de los judíos…  eso demuestra quien gobierna el mundo y los medios, eso es lo importante.

Si el fascismo recuerda a sus referentes históricos es habitual tacharlos de nostálgicos, esto no suele pasar con el comunismo y la extrema izquierda que tienen siempre presentes a sus “héroes”. En la foto, manifestación multitudinaria  en Madrid el 14 de abril de 2015 donde no falta ninguna referencia del pasado.

La historia debe ser estudiada de forma imparcial, tanto la de China como la del III Reich, pero hoy solo se conoce los que los sionistas quieren y como ellos quieren, eso es lo que nos debe hace meditar.

RB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: