White lives matter!

Frente a la decadencia de Occidente… Orgullosos de nuestra civilización.

Hace mucho tiempo, al menos desde 1945, que Occidente está sumido en una profunda decadencia moral que se manifiesta en la falta de valores y de referentes de sus sociedades enfermas. Esto no es nuevo, pero el proceso de decadencia es continuo y cada vez más acelerado. Veamos algunos casos recientes:

Estos días atrás hemos visto cómo múltiples estatuas de personajes históricos y símbolos nacionales de diferentes países y de diferentes épocas que solo tienen en común el ser todos blancos han sido atacadas por una chusma de “Antifas” y de cafres del “Black Lives Matter”, con una absoluta impunidad, porque a los europeos se nos ha lavado el cerebro durante décadas en el auto-odio y la endofobia. Hemos visto derribar estatuas incluso de misioneros antiesclavistas y defensores de los indígenas que fundaron muchas misiones en América. El desconocimiento de la historia lleva a ocultar que todos los pueblos han sido esclavistas, no solo los blancos, también los aztecas, los incas, y los mayas que esclavizaron a otros pueblos amerindios, o los mongoles, los árabes, los turcos, los africanos entre ellos, pero, sin embargo, solo los blancos han sido los mayores luchadores por la abolición de la esclavitud, y los únicos cuya colonización ha aportado ventajas de todo tipo a los pueblos colonizados. Y, como todo el mundo puede ver a simple vista, los indígenas de América del sur, no solo no han desaparecido sino que son mayoría en Hispanoamérica, debido a que las leyes de Indias de España protegían a los indígenas. Pero se equivocan los que dicen que las estatuas que se han derribado en EEUU ha sido por hispanofobia, puesto que no solo han atacado a estatuas de españoles sino que también empezaron por atacar a las de los Confederados y otros personajes históricos norteamericanos. Por tanto, las estatuas de españoles que han derribado no ha sido por ser españoles sino por ser blancos, pues esa chusma odia todo lo que han hechos los europeos y sus descendientes en América. Seamos claros: esto no es una protesta de gente oprimida sino de gente que no se acepta a sí misma porque no son ellos los que han construido ese milagro único en la historia de la humanidad que es la civilización europea. La pregunta es: ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos los europeos a seguir pagando por el “pecado” de haber construido la civilización más grande de la historia?

Derribar estatuas no es algo nuevo. Así quedo la estatua en recuerdo de los soldados confederados en Durham tras los ataques de manifestantes en el año 2017

También, como cada año, asistimos estos días a la semana de su “orgullo gay”, que cada vez más se impone con su bandera del arco iris en todos los espacios públicos: buzones y furgonetas de Correos, empresas multinacionales que “tunean” su logotipo con los colores del arco iris, los medios de comunicación, los partidos políticos, incluso instituciones como la Guardia Civil o los ayuntamientos, donde en principio solo pueden ondear las banderas del municipio, de la Comunidad Autónoma, del Estado español y de la UE, sin embargo estos días nos imponen la bandera del lobby LGTBI.

Duramente criticada la campaña de Correos en furgonetas de reparto y buzones urbanos

En la lógica burguesa, capitalista e individualista de la progresía decadente, los privilegios de una minoría que en Occidente tiene reconocidos todos sus derechos, como es el colectivo LGTBI, está por encima del bienestar de las familias proletarias (con prole, es decir, con hijos), que hace mucho que no les importan. Sencillamente porque en su mentalidad antisocial, anteponen lo individual a lo comunitario. Por eso el sistema promueve el homosexualismo a nivel social en lugar de priorizar lo que es importante para la sociedad, como es la familia tradicional con hijos, como célula identitaria básica en Europa. Y por eso también, las hembristas y el lobby LGTBI señalan y estigmatizan a quienes no comulgan con la ideología de género, en concreto a quienes niegan que los asesinatos de mujeres se deben a una desigualdad estructural entre mujeres y hombres. Por el contrario, la desigualdad tradicional entre hombres y mujeres no permitía ni alentaba a aquellos a violar o matar a éstas; muy al contrario: la violación o el asesinato de una mujer se consideraban socialmente crímenes especialmente repugnantes; el asesinato de una mujer se consideraba más repugnante que el de un hombre. Los violadores corrían peligro hasta en las cárceles.

Unido a eso, en un paso más en el adoctrinamiento en la tóxica ideología de género, Pixar ha estrenado su primera producción infantil con un protagonista “gay”, y ya se proyecta en Disney+. Pixar, de la factoría Disney, presenta ‘out’, de dibujos sobre homosexuales, y es que desde hace años, el lobby LGTBI ha estado trabajando con Disney para ‘hacer más asimilable’ su mensaje homosexualista a los niños, no respetando ni siquiera a la infancia.

Pixar, de la factoría Disney, presenta ‘out’

Por otro lado, las multinacionales (Coca Cola, Unilever, etc) presionan a las plataformas de las redes sociales Facebook, Instagram, Twitter, etc, para que censuren y reduzcan más la libertad de expresión. Y es que el capitalismo se hace totalitario cuando se siente amenazado. La excusa es evitar el “hate speech”, claro. Pero yo pregunto a los progres del mundo: ¿qué se siente cuando uno se pretende de izquierdas pero tiene a las multinacionales de su lado?

Los europeos no debemos disculpar el haber llevado nuestra civilización a todo el mundo porque todo el mundo, y no solo los europeos, se ha beneficiado de la civilización europea. Además debemos ser conscientes de que el capitalismo global ha iniciado un genocidio demográfico de los europeos, y por eso la ideología del capitalismo global promueve el odio antiblanco en todo el mundo. Tampoco podemos olvidar que a la humanidad le interesa la preservación de la raza blanca porque nada garantiza que la civilización europea pueda sobrevivir sin los pueblos europeos que la crearon.

Una muestra clara de endofobia: El grupo francés Génération identitaire, colgó una pancarta en una azotea de parís durante una manifestación antirracista, donde se leía “White Lives Matters. Justicia para las víctimas del racismo antiblanco” y los propios residentes blancos del edificio la intentaron arrancar.

¿Orgullo? Si, estamos orgullosos de nuestra civilización. Por eso…

White lives matter!

Eduardo Núñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: