Carta de Hervé Rissen desde prisión

Hervé Rissen, procesado y encarcelado recientemente por delito de opinión en Francia, envía una carta desde la cárcel. Adjuntamos a continuación la traducción realizada por El Oso Blindado:

***

Queridos amigos,

Recibo todas sus cartas, todo su correo, todas sus oraciones, y sé que aquí, sin duda, otros presos están más angustiados que yo. Lo agradezco de corazón.

Hasta ahora ignoré el poder de la oración… para mi vergüenza. Me tomó 53 años y un encarcelamiento para entender el mensaje de amor que transmite el cristianismo. No sé si este sentimiento perdurará en mí. Ni siquiera estoy seguro de que podamos hablar de fe religiosa. Lo único que sé es que esta soledad que se me han impuesto desde hace dos semanas y las condiciones a las que me someten aquí me han conmovido el alma.

Todas las cartas me han sido de gran ayuda. También intrigaron visiblemente a la administración penitenciaria que, a mi llegada, no conocía las causas de mi encarcelamiento, resumidas en una acusación concisa: “Insulto, provocación, odio, etc.” Tanto, que pensaron que era mejor ponerme en confinamiento solitario; es decir que estoy solo en una celda.

La prisión de Fleury-Mérogis, que es la más grande de Europa, liberó a cientos de presos en marzo debido a la crisis sanitaria. Pero parece ser que hay espacio para los disidentes.

Si la soledad de la prisión puede conducir a ciertos cambios tectónicos en el alma humana, no la recomendaría a algunos que, entre ustedes, tal vez, puedan ser tentados por esta experiencia. Cabe señalar que las cárceles francesas albergan al 80% de los extranjeros; la cruda realidad. Pero habiendo observado los recorridos “a pie”, donde acuden grupos de 70-80 presos a estirar las piernas, puedo decirles que la proporción de europeos aquí nunca supera el 5%; ya menudo estamos incluso más cerca del 2 o 3%.

Es evidente que todos estos prisioneros expresan en voz alta su deseo de ser escuchados y aúllan sin cesar en la ventana en conversaciones cruzadas, cuando no ponen su música exótica para animar a todos los reclusos. Comprenderá fácilmente que un intelectual patriota con oídos sensibles no puede dedicar tanto tiempo como le gustaría a leer o escribir. Sin embargo, trato de responder todas las cartas tanto como sea posible. Espero que me perdonen si no llegué al final de esta correspondencia al final de mi estancia.

Agradezco una vez más a todos los simpatizantes y personalidades de la causa nacional que trabajan en la defensa de la libertad de expresión.

No envíe dinero, ni cheques, ni giros postales, ni transferencias bancarias: nada. Dona a todas las organizaciones disidentes cuyos líderes se hayan presentado sin concesiones. Incluso sin omitir las personalidades con las que pudimos haber tenido algunas diferencias en el pasado y que han expresado su simpatía.

No necesito nada aquí.

Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: