Que hace felices a las personas

Cuando pienso en el concepto de felicidad vienen a mi mente múltiples vivencias o anhelos. Las aficiones que más feliz me hacen son el deporte, el cine y la lectura. Obviamente, hay muchísimas otras cosas que me hacen feliz, como la música o la gastronomía, pero para ser justo, son las tres primeras las que deben encabezar la lista. Una semana cualquiera de mi vida, debe incluir muchos momentos de deporte intenso, al menos una buena película y varias horas de actividades de tipo cultural. Nada de esto tendría sentido, sino pudiese compartir cada poco tiempo todas estas experiencias con mis seres queridos. Considero que el epicentro de la auténtica felicidad, el punto de anclaje, el Norte de dicha brújula, son esas personas que conocen nuestros secretos más íntimos, aquellos a los que nos entregamos sin medida, ni reserva. En definitiva, aquellos a los que amamos.

Las personas, en principio, son felices de formas diversas, se podría afirmar que hay tantos estilos de vida como personas hay en el mundo. Aunque también es cierto que no todos llegamos a alcanzar el mismo grado de felicidad. Algunos se centran más en las relaciones de tipo personal, ponen el foco en su familia o amigos. Son personas muy sociables y extrovertidas, siempre están haciendo actividades que les permiten socializar. En el otro lado de la balanza, hay gente que prefiere encontrar esos momentos de plenitud en soledad. Son personas muy metódicas y analíticas, suelen destacar en el ámbito académico u artístico. En la mayoría de casos, nos encontramos en la zona intermedia entre esos dos extremos, ya que somos capaces de hallar felicidad a ambos lados de la balanza. Aunque si prestamos atención, veremos que por muy “equilibrada” que parezca la persona siempre tirará más hacía un lado que al otro, por sutil que sea la inclinación.

En mi opinión, la felicidad se parece a una cebolla, está compuesta por varias “capas”, cuanto más cerca del núcleo se encuentren estas, más nítidas y transparentes serán, más se parecerán las unas a las otras. Siguiendo con esta misma analogía, si queremos saber qué hace felices a las personas debemos saber a qué capas de la cebolla nos estamos dirigiendo en primer lugar. Por un lado, podemos apelar a las capas superficiales, esto es a las actividades que una persona realiza para sentirse bien, ya sea por rutina o como vía de escape. En este caso, encontraremos respuestas simples, pues son las vivencias que de forma reiterada han producido un sentimiento de bienestar las que aparecerán en primer plano. Este tipo de situaciones estarán vinculadas a un contexto determinado, es decir, a unas personas concretas, una localización geográfica, etc. Por otro lado, podemos indagar en las capas más íntimas de nuestra cebolla, allí encontraremos emociones más generales y abstractas, y en cierto modo, también más universales. La emoción producida por un reencuentro o el afán de autosuperación ante un reto, podrían ser buenos ejemplos de ello.

M.

Un comentario en “Que hace felices a las personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: