¿Qué es ser mujer?: Por la ministra de tonterías varias (Oficialmente llamada Ministra de Igualdad)

El progresismo tiene siempre la idea de promover cargos tontos con objetivo ideológico, aunque no sirvan de nada. Uno de ellos es eso del Ministerio de Igualdad, que se da siempre a una mujer por su sexo, o género, o enchufe, y que sirve de banderita femi-loca para los progresistas.

En septiembre Irene Montero intervenía en la Comisión de Igualdad del Congreso (otra de esas creaciones para distraer y permitir gastar a progres) entrando en un debate sobre la pregunta: ¿qué es ser mujer?

Esta pregunta es de las que no debe hacerse a una feminista, pues la vais a poner en un aprieto enorme. La pobre Ministra salió por la tangente (o sea por peteneras, que quiere decir con algo que no tiene nada que ver con la pregunta que se le hace).

Para la ministra “ser mujer significa más riesgo de pobreza, más riesgo de exclusión social, más riesgo de sufrir violencias, más riesgo de cobrar menos por el mismo trabajo… ¿Qué es para ustedes ser mujer?”.

O sea, lo que contesta es una relación más o menos discutible de cosas que les pasan a algunas mujeres, pero no contestando al fondo de la cuestión de qué es ser mujer.

Porque si alguna ‘mujer’ no tiene riesgo de pobreza, ni exclusión ni violencia y cobra igual, ¿deja de ser mujer?

Irene Montero.

Si un hombre, por sus características propias, tiene esos riesgos, ¿es mujer?

Un perro tiene más riesgo de ser atropellado por un coche en la carretera que un elefante, pero ¿eso define lo que es un perro?

Un hombre con alguna minusvalía importante posiblemente también tiene “más riesgo de pobreza, más riesgo de exclusión social, más riesgo de sufrir violencias, más riesgo de cobrar menos por el mismo trabajo” pero ¿por eso es mujer?

La Ministra, con mucha desfachatez, acaba sacándose la pulga de encima diciendo “¿Qué es para ustedes ser mujer?”. Así ya no necesita decirlo ella, ya se apañarán los siguientes.

Porque el problema es ¿Cómo definir que es ser mujer mediante una ideología que niega que existan mujeres u hombres en sí mismos, como tales, como algo real?

El feminismo parte del concepto de que el hombre y la mujer son iguales, no ya en derechos o valor personal, sino que son literalmente iguales, que no hay diferencias reales entre hombres y mujeres, que las diferencias entre hombres y mujeres son culturales y generadas artificialmente. Eso que se llama ‘Género’.

Una definición de Mujer basada en las diferencias biológicas, naturales o físicas es inaceptable cuando se exige que cada cual elija el género que quiera. Se puede ser mujer con o sin pene, y hombre con vagina, los cromosomas son un invento del diablo fascista y racista, no tienen importancia, el género es una decisión social, no natural.

Hoy aun los médicos dicen a los padres que esperan un hijo o una hija… es que los médicos son ‘fascistas’, deberían decirles a los padres que “esperan algo que pueden ellos decidir si es hijo o hija”…

Pero no, les dicen lo que la genética y la naturaleza indica, y luego al inscribirlos en el registro hay problemas, no hay ‘género’ sino lo que diga el médico. Pura dictadura fascista.

Así que la respuesta de la Ministra debería haber sido: Mujer es todo aquel que se quiera llamar mujer.

No existe ‘la mujer’ como tal sino una decisión, cambiable cuando se quiera, de serlo.

Ahora cuando un hombre quiere jugar en un equipo femenino, debe demostrar que no tiene más de un tanto por ciento muy pequeño de hormona testosterona en la sangre, eso es contrario a la ‘decisión libre’ de ser mujer. Pero es que, si se tomaran en serio eso del género libre, el lio iban a ser extraordinario en los deportes.

Un hombre que quiere ser de género mujer no puede ir a una prisión de mujeres, curioso, podríamos definir mujer al que iría a una prisión de mujeres, aunque quiera ir a una de hombre. Me imagino el cachondeo si todo preso pudiera elegir su ‘género’ y así la prisión donde ir.

Otra cosa curiosa es que las femi-locas no han conseguido que los hombres (por su sexo natural, aparte de su género voluntario) gesten y tengan hijos, un lamentable problema para eso del ‘género’, una diferencia natural insalvable. Puro fascismo machista. La Naturaleza o Dios son fascistas.

Y es que la incoherencia, la hipocresía y la estupidez es la base del feminismo histérico.

Ya entrando en el reino de la estupidez, la Ministra dijo que había que definir cuanto debía medir el pecho para ser mujer, o cuanta hormona masculina máximo se permitiría para ser mujer. ¡Alucinante! Una mujer con poco pecho no sería mujer, o una mujer que tome testosterona unos días no será mujer. Un hombre que por accidente haya sido castrado y no tenga suficiente testosterona no será hombre… en fin, toda una locura al servicio de una señora enchufada a ‘ministra’ (por algo es la compañera del coletas) que no tiene ni idea y se ilumina con las más absurdas utopías.

Como diría Obelix, ¡Estas feministas están locas!

Ramón Bau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: