Tras la física, arranque jónico y renacer cuántico de la filosofía. Recomendación literaria (Jueves Cultural)

Tras la física. arranque jónico y renacer cuántico de la filosofía. Víctor Gómez Pin. Abada Editores. Madrid, 2019.

Gómez Pin es catedrático de Filosofía en la U. Autónoma de Barcelona, especializado en Filosofía de las Matemáticas. Se doctoró en la Sorbona con una tesis sobre “El Orden Aristotélico”, fue profesor en la U. del País Vasco y, en la Universidad Internacional de Venecia. En esta obra intenta desenredar el origen del pensamiento científico de los Jonios y la reflexión consiguiente respecto al sentido y valor del conocimiento, apartando de su campo de interés a los sofistas, siguiendo los pasos de los historiadores de la Filosofía presocrática G. Kirk y J. Raven.

Presta atención en como el pensamiento ancestral griego, ideó “bosquejos para barruntar “ y planteó intentos para “empapar las cosas con ideas”,  para acercarse al conocimiento de la Naturaleza y de la coordinación estable de las cosas dentro de una totalidad, frente a las ciencias más especializadas  como las matemáticas, la biología.., que entonces ya  balbuceaban bañadas por la luz del sol griego. Recorre el camino laberíntico donde las conexiones con dioses y mitos van cediendo y la proyección de los miedos y ansiedades humanas se van derritiendo, quedando el ser que rezuma objetividad anhelada de la physis.

Víctor Gómez Pin.

El autor considera más que improbable que la ciencia surgiese también en China o en Mesopotamia. Para los jonios la Physis sería inteligible por medio de los axiomas generales del conocer buscando una intelección de las cosas, con los procesos que se caracterizarían en su ser íntimo y manifestativo como necesidad. La intelección de la necesidad modifica al sujeto de la intelección, pero no al objeto mismo. Este pensamiento griego excluiría, en buena medida, lo mágico, que un evento pueda influir determinantemente sobre el que le precede. Gómez Pin cree que la Ciencia es previa a la Filosofía y que sin la primera no habría surgido la segunda, tesis ciertamente polémica. Con la presencia de la Ciencia “surgiría una inesperada aporía que obligaría a retomar las cosas desde el principio” (p.30) a repensar la Ciencia, a pensar filosóficamente desde la Ciencia. Con el desarrollo de la Física cuántica en el s. XX el autor cree atisbar una cierta concordancia entre el pragmatismo que incidiría en el valor del utillaje matemático mientras que el instrumentalismo apostaría por el trabajo práctico, donde la Teoría incluso matemática sería algo “subsecuente” y de una importancia circunstancial, pero ambas escuelas mostrarían “un cierto repudio por la cuestión de la razón de ser” (p. 307) de los procesos físicos y de su Naturaleza.

El físico austriaco W. Pauli ya declaró que la complejidad de la física se había convertido en un campo de confusión interpretativa. No pocos físicos teóricos han considerado que los formalismos y condiciones que impone la mente y el método alterarían el objeto de estudio. Incluso la propiedad de una cosa se vería modificada “en la propiedad de una segunda cosa alejada de la primera” (p. 310) es la tesis de los sucesores del físico francés Alain Aspect (1982) respecto al comportamiento de algunas partículas elementales y que no confirmaría la visión del orden heredado sobre la estructura de la Naturaleza. A pesar de los intentos de Einstein por mantener algunos de los principios del realismo y de la no convencionalidad instrumental de las geometrías del espacio.

Luis Fernando Torres Vicente

Portada del libro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: