Jonsista, pero de José Antonio

88 años han pasado desde que las juventudes socialistas, criminales como fueron siempre, asesinaron vilmente a José Ruiz de la Hermosa, de tan solo 23 años de edad.

Un fatídico 2 de noviembre de 1933 es asesinado a navajazos por miembros de las juventudes socialistas, sin piedad ninguna, en Daimiel, Ciudad Real, durante un mitin del partido socialista. El gallardo y valiente José Ruiz, asistió al mitin como espectador y al escuchar las barbaridades de los locutores no pudo evitar dar ¡Vivas! a Falange Española y al nacionalsindicalismo. Los asesinos, expulsaron al valiente de la sala y una vez en la calle le asestaron una puñalada en el vientre, una vez en el suelo, la chusma se ensañó con el pobre moribundo propinando una gran paliza. Dejaron el cuerpo muerto y en un charco de sangre, hasta que lo pudieron llevar a la casa de socorro, donde no conseguiría sobrevivir.

José Ruiz de la Hermosa.

Falange Española atribuyó el mártir a su partido, aunque éste militase en JAP (Juventudes de Acción Popular). José Ruiz decía de él que era «Jonsista, pero de José Antonio», después de asistir al discurso de José Antonio que se celebró en el teatro de la Comedia.

Fue el primero de muchos asesinatos que se perpetrarían a lo largo y ancho de nuestro país. Todos ellos muriendo por defender un ideal, como el jovencísimo Matías Montero, que aun sabiendo que si salía a la calle le iban a matar, ya que los pistoleros socialistas le seguían desde hacía tiempo, él prefirió vender el semanario del partido y caer en la calle, asesinado por la espalda. Como un héroe, defendió sus ideas hasta el final.

Hoy recordamos a José Ruiz de la Hermosa, pues su asesinato y martirio no fue en vano. Y quiero añadir también un poema que se le dedicó tras su muerte en el número 6 de las J.O.N.S.:

El camarada muerto

Eras lo mejor de la Patria. Eras la mocedad del mundo.
Las muchachas morenas te querían con un cariño duro…
Tu cuerpo juvenil se ha desatado con el haz de nuestro escudo:
Tu cuerpo, tu ilusión, tu corazón valeroso del humo.
Camarada valiente. -Tú que has muerto bajo tu sol desnudo, camarada del sol de las Españas.- joven y moribundo.
Morir es renacer. Cada mañana renace el sol su orgullo.
Recibirás allí con el triunfo de las flechas y el yugo.
Sobre la gloria, Dios con un arcángel de voluntad te puso.

José Ruiz de la Hermosa ¡Presente!

Ismael Marquina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: