Poetas románticos ingleses. El Oso Blindado recomienda su lectura (Jueves cultural)

“Poetas románticos ingleses” Introducción de José María Valverde. Traducciones de José María Valverde y de Leopoldo Panero. Planeta. 2018, Barcelona.

La poesía inglesa del s. XIX es cadenciosa y sutil sin desbordamientos. Según Valverde su raíz se podría alargar hasta las “Cartas sobre el entusiasmo” de lord Shaftesbury de 1707, donde la sublimidad y la “simpatía universal” son una norma asumida por la mayoría de los escritores británicos. El romanticismo inglés, siguiendo a Addison, tendería a no desprenderse de lo Justo, a no ocultar la Naturaleza de las cosas.

Johnson ya había proclamado que “el poeta no debería tender al individuo sino a la especie,” a las propiedades generales buscando las apariencias en grande” (p. XI). Lo que nos sobrepasa nos flagela para volver al individuo.  Estas son las tesis de Valverde que yo no acabo de encontrar aplicables ni en Byron ni en el ya tardío T. Carlyle. El componente del Latín y del Griego, para Valverde, le habrían dado a esta poesía un ritmo bien trabado pero “menos exactitud en las palabras” respecto a la autoridad del uso habitual del pueblo. Conservando la cualidad de la prosa, la poesía, según Wordsworth, sería más fiel a sus pretensiones. La diferencia entre buena prosa y poesía sería pequeña.

W. Wordsworth en sus Baladas Líricas de 1798 asume el tiempo pasado como conciencia de las diferencias en la apreciación de lo sentido en su origen, que cobra un nuevo sentido; según Valverde, como “poesía de la poesía” en sentido heideggeriano; el paisaje es parte de la vida y su significado puede ser trascendencia religiosa. Pero la obra poética no es un efluvio a lo Novalis, es siempre más consciente que inspirada; produce un sosiego racional, no es la emoción que se nos escapa de las manos, aunque genere una nueva emoción siempre lo hará, en una buena poesía, hacia un atisbo intelectual como valor universal en sentido casi kantiano; la poesía rescataría verdades ocultas por la rutina insensible.

W. Wordsworth.

El gran Coleridge viajó a Alemania para estudiar Filosofía, volvió a Inglaterra empapado en el pensamiento romántico germano. Diferenció la “imaginación” de la “fantasía” que tendría más que ver con el juego y el decurso de la memoria, nos encontraríamos, por el contrario, con una imaginación primaria, más valiosa, donde el Yo y el Mundo son sentidos en concurso con lo divino pero ese soplo es tan etéreo que no constituye todavía cultura, que únicamente cristalizará gracias a una imaginación secundaria que reelabora los sentimientos, conceptualizándolos y convirtiéndolos en proceso artístico. Coleridge fue híper emotivo y adicto al láudano, opio líquido, un médico medió en su vida y, gracias a él, pudo redactar su obra teórica “Biografía literaria” (1817), después de abandonar la poesía. Coleridge defendió la tesis de la imposibilidad de traducir la poesía ya que tanto el ritmo como el proceso deliberativo en la elección de las palabras, no podían recoger el sentido y el significado propio de la reflexión y del mensaje poético del creador.

Portada del libro.

Shelley tendría un claro influjo neoplatónico en su obra “Defensa de la poesía” de 1821. El alma del hombre es cumbre de la realidad, pero luz pasajera, “el sueño de una esfera de beatitud” (p. XXIII). Prometeo frente a Júpiter, el hombre anhela ser libre del despotismo por ello “no me vería aquí colgado, así clavado al muro de este monte que hace impotente al águila” (p. 315). Desalojada la presencia de la belleza intelectual surge “Alma de la Belleza, que consagras así con tus olores todo aquello en que refulges de forma o pensamiento humano, ¿a dónde has ido? ¿Por qué desapareces y dejas nuestro ser, este valle de lágrimas, borroso y desolado?” (p. 308).  Shelley reposa con sus restos en Roma junto con Keats que escribió “la melodía oída es dulce, pero más dulces son las no oídas; sonad pues, suaves flautas, no al oído sensual, sino, más apreciadas, tocad para el espíritu melodías sin tonos” (p. 437).

Luis Fernando Torres Vicente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: