Ayudar a los animales: un crimen para el progresismo

Cada día me encuentro con una señora mayor que lleva una lata comida a tres gatos en una calle del pueblo, y me comenta como algunos progres la critican porque “debería” llevar comida a los inmigrantes necesitados. Y comentaba que esos no llevaban comida a nadie sino solo protestan para que el Ayuntamiento lo haga.

Podría recordar aquel texto de Mota: El obispo de Barcelona Dr. Jubany escribió una ‘Hoja Parroquial’ en 1971 donde criticaba a una señora que había cuidado a un pobre borriquito perdido y herido, dándole de comer y cuidándolo, hasta que murió, diciendo que mejor hubiera hecho cuidando a negritos con hambre.

Jordi Mota le escribió una carta al Obispo diciéndole que esperaba que se fuera rápidamente a Zambia donde hay aún más negros con mucha hambre en vez de vivir como un obispo aquí. Y si no lo hacía debería respetar a los que cuidan animales heridos, pues seguramente esas personas cuidan más aun a otros necesitados que los que ni siquiera ayudan a los animales.

No recibió contestación.

Dar de comer a un animal o llevarlo al veterinario ¿es una ofensa al hambre en el mundo o los negritos enfermos africanos?…

Los mismos progresistas que apoyan gastarse 120 millones de euros en una superflua línea de tranvía en Barcelona, obra que fue rechazada por votación popular, luego critican si una persona se preocupa por un perro abandonado.

Este verano he conocido quien se ocupó varios días de sus cortas vacaciones en buscar a su perro anciano que se perdió. Un progre pensaba que debería ocuparse en ayudar a inmigrantes en ese tiempo, pero el progre no se ocupó personalmente ni del perro ni de nadie.

Y llegamos al caso de la operación Ark, Arca, organizada por personas privadas, sin fondos públicos, para tratar de salvar a cientos de perros abandonados en Afganistán.

Un ex miembro del Cuerpo de Marines Reales de Gran Bretaña que llevó a cabo una campaña importante para abandonar Afganistán con cerca de 200 perros y gatos rescatados viajó a un lugar seguro, acompañado por los animales, pero sin el personal afgano de su organización benéfica, que se quedó en Kabul.

Un avión fletado con financiación privada que transportaba a Paul “Pen” Farthing y a sus animales aterrizó el domingo en el Aeropuerto Heathrow de Londres luego de una odisea que conmovió a muchos y escandalizó a los progres.

Iain McGill, un veterinario involucrado en la campaña, dijo que los animales parecían estar saludables y que habían sido colocados en cuarentena.

Farthing, quien fundó la organización benéfica Nowzad luego de servir en las fuerzas británicas en Afganistán hace 15 años, podía unirse a la evacuación aérea del ejército de Gran Bretaña junto con los miembros afganos de su personal y sus dependientes. Sin embargo, rechazó partir del país sin los animales.

Durante días, Farthing utilizó las redes sociales y entrevistas con los medios de comunicación para contar sus intentos para salir del país con sus compañeros de cuatro patas en medio del caótico éxodo del aeropuerto de Kabul, con la labor de rescate nombrada “Operación Ark”.

Farthing consiguió el respaldo de las celebridades, incluido actores y miles de personas y muchas ofertas para adoptar a los animales rescatados.

Farthing y sus partidarios dijeron que la “Operación Ark” no le quitó lugar a la gente ni restó recursos del operativo oficial de evacuación.

La demagogia es tratar de valorar la vida humana y compararla con otras cosas. Es como si todo gasto que no sea para necesidades humanas en algún lugar del mundo fuera un lujo inadmisible. Claro que precisamente el Sistema gasta muchísimo más en sus temas que en la ayuda a humanos, y el progresismo no abre comedores gratuitos a necesitados, sino que solo protesta y pide fondos públicos, ellos nada. La Iglesia si los tiene.

Hitler en 1933, en plena crisis de paro, dijo que se debía abordar a la vez la necesidad material junto a reconstruir el arte y la cultura. Y en 1945, con gran necesidad, el Reich no dejó de dar la cartilla de racionamiento para los perros.

USA ha gastado un billón de dólares en matar talibanes y corromper el gobierno títere de Kabul, con evidente fracaso, y luego se escandalizan si gente privada se ocupa en salvar a unos perros abandonados.

RB

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: