Edward O. Wilson y la sociobiología

El pasado 26 de diciembre falleció a la edad de 92 años Edward O. Wilson (1929-2021), biólogo y entomólogo estadounidense, conocido como “el padre de la sociobiología”, “el padre de la biodiversidad” o “el Darwin de la era moderna”.

Como entomólogo, E.O. Wilson era un especialista en insectos, y concretamente en el comportamiento de las hormigas, y como científico estuvo comprometido en la lucha por la biodiversidad natural y el amor a la Naturaleza.

En 1975 Edward O. Wilson publicó en USA un libro esencial: “Sociobiology: The New Synthesis”, que fue traducido al español en 1980. En este libro, su autor hace un estudio científico de las bases biológicas del comportamiento humano y social, siendo profesor de la Universidad de Harvard y miembro de la Academia de Ciencias. Esto provocó el odio total del progresismo que le atacó en toda la prensa capitalista con todo tipo de insultos.

Uno de los seguidores de Edward O. Wilson fue Richard Dawkins con su controvertido libro “El gen egoísta”, que publicó en 1976, como veremos.

Edward O. Wilson.

Estos libros fueron de los primeros que se publicaron aquí sobre la importancia de los genes y de nuestro acervo genético en el comportamiento humano frente a la idea del ‘ser humano que nace en blanco’ y que solo está influenciado por la educación.

Como hemos dicho, Edward O. Wilson, es el fundador de la sociobiología, que es un estudio de las sociedades humanas a partir de las bases biológicas de las conductas sociales de los animales, incluyendo los humanos, como la cooperación, la agresión, la territorialidad, los sistemas sociales y la elección de pareja. La sociobiología es, por tanto, una síntesis de disciplinas científicas que tiene como objeto la explicación del comportamiento social en todas las especies biológicas en términos de las ventajas evolutivas de estos comportamientos. En esencia es una ramificación de la biología y de la sociología, pero en su análisis incluye también la etología, la antropología, los estudios evolutivos de la psicología evolutiva, la zoología, la arqueología, y la genética de poblaciones, además de otras áreas de estudio. Dentro del marco estricto de las sociedades humanas, la sociobiología se relaciona con la ecología del comportamiento y con la psicología evolutiva.

El Dr. Wilson y el zoólogo alemán Bert Holldobler fueron galardonados con el Premio Pulitzer por «Las hormigas».

La sociobiología se basa en la idea de que los comportamientos animales —sociales e individuales— son hereditarios y se ven afectados por la selección natural. Asume, por tanto, que los comportamientos en sí evolucionan de la misma manera que las características físicas. Los animales, por tanto, se comportan según patrones que les han sido relevantes para la supervivencia a lo largo de la evolución, lo cual se traduce en la formación de procesos sociales complejos que conducen a la adecuación evolutiva. La sociobiología busca explicar el comportamiento en términos de la selección natural: el comportamiento se ve así como un esfuerzo para preservar los genes propios en una determinada población. Inherente al razonamiento sociobiológico es la idea de heredar comportamientos de generación en generación: ciertos genes o combinación de genes contienen información o características comportamentales. Una base genética para características comportamentales instintivas para especies no humanas se acepta en muchos medios científicos. Sin embargo, pretender usar el genoma —o más cuestionablemente genes individuales— para explicar complejos comportamientos racionales o funcionales humanos a nivel individual y de sociedad continúa siendo extremadamente controvertido. Pero ningún psicólogo es ajeno a la idea de que existen fundamentos biológicos de la personalidad y de la conducta humanas.

La sociobiología surgió para ampliar el concepto de la selección natural a los sistemas sociales y a la conducta social de los animales, incluidos los seres humanos. Los sociobiólogos piensan que los patrones de conducta con los que se nace, se modifican, e incluso, desaparecen en el transcurso del proceso de selección natural. Es un planteamiento claramente darwinista.

Edward O. Wilson.

Los sociobiólogos postulan que tanto el comportamiento animal como el comportamiento humano no puede ser explicado satisfactoriamente sólo tomando en cuenta factores culturales y ambientales sino que para entender completamente el comportamiento de las especies animales, éste debe ser analizado desde la lupa o enfoque de sus orígenes evolutivos.

La sociobiología es un enfoque de estudio y de trabajo que se encuentra dentro de la biología evolutiva que intenta responder a los porqués de la conducta, aunando conceptos de la biología del comportamiento, de la ecología de poblaciones y de la biología evolutiva. Para la sociobiología, todo comportamiento resulta de una compleja interacción entre la herencia y el ambiente. El comportamiento, entonces, está sujeto a los efectos de la selección natural, de manera tal que los animales están predispuestos a comportarse adaptativamente en sus ambientes naturales.

Edward O. Wilson estudios de laboratorio.

Si la selección natural darwiniana acepta que existen pautas de comportamiento hereditarias que posibilitan que algunos organismos tengan grandes probabilidades de éxito reproductivo o de supervivencia de sus individuos, muchos biólogos aceptan hoy que estas pautas de comportamiento presentes en especies animales, podrían también estar presentes y jugar un papel central en las sociedades humanas, y es aquí donde se genera la controversia de la aplicabilidad de la teoría sociobiológica desarrollada para el mundo animal y su aplicabilidad o validez para el universo de la sociedad humana.

Los sociobiólogos enfocan su interés en el comportamiento instintivo o intuitivo. Se intenta explicar las similitudes y diferencias entre las culturas o modelos de comportamiento. Intentan analizar cómo el comportamiento puede dar una explicación lógica de los datos de igualdad y diferencia desde las presiones de selección que se presentan en la historia de una especie.

Edward O. Wilson estudió el altruismo y demostró lógicamente que los organismos altruistas sobreviven por reproducción favorecida de sus genes altruistas, cuando la estrategia de los altruistas no favorece la supervivencia de sus individuos entonces predominan los no altruistas y aumenta su número en la población. Los individuos altruistas, en términos humanos, practican la ética de que la “caridad empieza en casa”, con buenos resultados en tanto que repercuta favorablemente en la supervivencia del grupo. Lo que se ve es que el altruismo es mayor cuanto mayor es el parentesco genético entre los individuos. Así, el mayor comportamiento altruista se daría entre individuos de una misma familiaLas premisas de la sociobiología son la herencia de atributos comportamentales y la acción de la selección natural sobre esta herencia; los atributos comportamentales deben actuar en pro de la adaptación al entorno. Tomando como referencia las categorías de comportamiento animal del etólogo y zoologo Nikolaas Tinbergen, el análisis sociobiológico se puede clasificar en explicaciones a nivel especie y a nivel individual. Las categorías según especie consisten en la función adaptativa del comportamiento y el proceso evolutivo detrás de esta funcionalidad. Las categorías a nivel de individuo son su desarrollo y el mecanismo comportamental que se le sigue. Los sociobiólogos se interesan en cómo el comportamiento se explica lógicamente a partir de las presiones selectivas en la historia de las especies. Les concierne entonces el comportamiento instintivo o intuitivo y se hace énfasis en las semejanzas entre poblaciones animales. Por ejemplo, la tendencia maternal mamífera a la sobreprotección de la descendencia es un ejemplo de un comportamiento favorable para la supervivencia de un conjunto de especies, haciendo que los mecanismos evolutivos detrás de la evolución sean exclusivamente genéticos.

Nikolaas Tinbergen y el NS Konrad Lorenz en 1978.

Las tesis de ventajas genéticas a nivel individual tienen dificultades en explicar comportamientos sociales a partir de la selección de genes particulares; la evolución se puede analizar a partir de la supervivencia de grupos, en contraste con la evolución según cambios genéticos singulares. El análisis de grupos se hace a partir de los paradigmas y la estadística poblacional tomados de la teoría de juegos. Edward. O. Wilson argumenta que el altruismo se hace genéticamente posible cuando los individuos altruistas defienden a los miembros del grupo genéticamente más similares a ellos, es decir a los miembros de su familia, para que el gen altruista se mantenga. Un comportamiento social se explica primeramente como una hipótesis sociobiológica que busca una estrategia de estabilidad evolutiva que corresponda con el comportamiento observado. Las estrategias de análisis tienden a ser muy inestables, pero una estrategia bien formada puede predecir las frecuencias genéticas.

Este tipo de hipótesis se apoyan en la relación entre las frecuencias genéticas predecibles de la estrategia y las frecuencias expresadas en una población. Puede haber un problema teórico si el establecimiento de la relación incurre en circularidad: la ausencia de una diferenciación clara entre las medidas de la estrategia y la población real. Así, el altruismo entre insectos sociales y mamíferos de la misma camada se ha explicado a partir de esta relación. Hay una relación directa entre la cercanía genética entre individuos y sus posibilidades de altruismo, como también el infanticidio en ciertos mamíferos por los nuevos progenitores cuando el macho alfa se ve desplazado. El infanticidio femenino y resorción de los fetos en roedores son fenómenos que aun buscan una explicación; en general, las hembras con mayores posibilidades de concebir pueden contener comportamientos selectivos con respecto a su cría. Factores que pueden incidir en esta selectividad incluyen la maximización del alimento y posibilidades de brindar protección de depredadores. Una premisa sociobiológica es que las características de temperamento en grupos de alelos existen en un equilibrio ecológico. De la misma manera que una expansión de presa produce una expansión de depredador, una expansión de caracteres altruistas puede permitir individuos especializados de una fuerte dependencia.

Edward O. Wilson.

El etólogo John Paul Scott acuñó el término “Sociobiología” en 1948 en una conferencia sobre genética y comportamiento social. Edward O. Wilson lo difundió en su libro “Sociobiology: The New Synthesis”, en 1975. Los antecedentes del pensamiento sociobiológico incluyen la obra de Robert Trivers y William D. Hamilton. El libro popularizó la intención de explicar la mecánica evolutiva detrás de los comportamientos como el altruismo y la agresividad de las hormigas principalmente y de otros animales. El último capítulo del libro de E.O. Wilson se dedica a explicaciones sociobiológicas del comportamiento humano. Los sociobiólogos afirman que el comportamiento animal puede explicarse a partir de la selección natural en términos de consideraciones evolutivas. La selección natural es fundamental a la teoría evolutiva y afirma que las características hereditarias que incrementan las posibilidades de supervivencia y reproducción serán más y mejor representadas en las generaciones subsiguientes, los atributos serán seleccionados. En tanto, mecanismos comportamentales heredados que permiten a un organismo mayores posibilidades de sobrevivir o reproducirse, muy probablemente estará presente en generaciones subsiguientes. Muchos biólogos aceptan que comportamientos hereditarios para la adaptación pueden presentarse en especies animales, pero la controversia aparece en la aplicación del modelo evolutivo al ser humano, tanto dentro del ámbito de la biología evolutiva como más aún desde las ciencias sociales.

El etólogo John Paul Scott.

Al año siguiente a la publicación del libro “Sociobiology: The New Synthesis”, de Wilson, en 1976, su discípulo, el científico británico especializado en biología evolutiva Richard Dawkins, publicó su famoso libro “El gen egoísta”. Este fue un paso más en el acercamiento a la psicología evolutiva, profundizando en el concepto de la sociobiología entendida como una propiedad emergente del individuo dentro de la sociedad, esto es, entendiendo la sociobiología desde el punto de vista de la psicología evolutiva.

Edward O. Wilson en su despacho.

A los sociobiólogos se les ha criticado por biologicistas, por su determinismo biológico, pero estos críticos han sobreinterpretado el determinismo biológico de la sociobiología, por lo que hay que distinguir entre sus pretensiones descriptivas y reservas frente a la prescripción. Por su parte, Edward O. Wilson declaró frente a esas críticas que el científico tiene la obligación de buscar y exponer la verdad a pesar de sus connotaciones políticas, aunque éstas sean políticamente incorrectas, como sucede en el caso de la sociobiología al ser un enfoque de estudio de las sociedades humanas a partir de las bases biológicas de las conductas sociales de los animales, incluyendo a los humanos, lo cual desmonta la falacia progresista de que a los humanos solo nos influye la educación, como si naciéramos en blanco. Así, Edward O. Wilson, al igual que Richard Dawkins, y como sucede con tantos otros científicos como en el caso de los etólogos Konrad Lorenz, Robert Ardrey, Niko Tinbergen, o Irenaus Eibl-Eibesfeldt, resultan ser políticamente incorrectos para los progres ambientalistas.

Eduardo Núñez

Un comentario en “Edward O. Wilson y la sociobiología

  1. LA SOCIOBIOLOGÍA DE O. WILSON AYUDÓ A INTERPRETAR CIERTAS DETERMINACIONES SOCIALES

    Que los grupos humanos y sus sociedades expresen pautas , en ocasiones, no muy disímiles a las de los animales sociales especialmente las de los insectos, frente al mero gregarismo de otros animales que viven en grupo pero no imbricados en procesos repetitivos y predecibles con beneficios comunes , es el gran mérito del catedrático de zoología norteamericano O. Wilson. Su explicación del sacrificio voluntario de algunos individuos a favor de otros debido a vinculaciones por un patrimonio genético común fue atractiva en su día. Yo leí la Sociobiología editada en Omega hace muchos años y la obra proporcionaba razones explicativas sobre la generosidad y el altruismo que parecían coherentes.
    Pero hay adquisiciones culturales que no están cifradas en los genes, ni en la epigenética, y que son creaciones culturales diversas y libres, no incompatibles con nuestro patrimonio biológico innato , congénito. Por ello el perspicaz Wilson , evolucionando a lo largo de su vida intelectual, en su obra «El sentido de la existencia» editada por Gedisa, en la p. 103 escribió : » Somos la única especie que ha comprendido la realidad del mundo viviente, que ha visto la belleza de la naturaleza y el valor del individuo. Sólo nosotros hemos valorado la cualidad de la misericordia entre los de nuestra clase. Ahora ¿ podríamos preocuparnos por el mundo viviente que nos dio a luz ? »
    La complejidad de la manifestación de los grupos de genes interactuados, que se expresan cuando se pueden expresar y como se pueden expresar, no deja de ofrecernos un margen de libertad que se amplia conforme la cultura potencia y reconduce, en alguna medida, la genética y se hace liberadora y abierta ya que » lo que heredamos es la probabilidad de aprender una o varias conductas de entre una serie de alternativas» y » las conductas tendenciosas más potentes las comparten todas las culturas, aunque parezcan irracionales y exista la opción de decantarse por otras» p. 110 op. cit.
    Nos podemos decantar por opciones sociales dispares por el influjo de factores económicos, estéticos, culturales , religiosos . Pero siempre estarán vinculadas con ciertas modulaciones en grados diversos enraizados en la naturaleza oculta o manifiesta que nos impulsa a la vida y a la defensa de los nuestros, tanto en los individuos como en las colectividades.
    .

    Me gusta

Responder a Luis Fernando Torres Vicente Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: