Eurocopa, la anti-Europa

Considero y mantengo mi postura de que, a día de hoy, esta competición va totalmente en contra de nuestros intereses como comunidad.

Las imágenes que ha dejado la Eurocopa, referente al comportamiento de las hinchadas, son vergonzosas… Ya no hablo solo de los famosos hooligans, si no de hombres, mujeres, adolescentes (por llamarlos de alguna manera) embriagados de odio con el país vecino por un resultado deportivo. Tal vez influidos, por rencores de hechos históricos de siglos pasados.

¿Se piensan que el honor de su país recae en ese insignificante resultado futbolístico?

Lucen con orgullo las banderas de sus países al mismo tiempo que destrozan ciudades enteras, se golpean como verdaderos tarados mentales contra otros “rivales”. Mujeres ebrias enseñado sus partes íntimas al disfrute de gordos sin camiseta tirándose cerveza por la cara. Y podríamos seguir, lo vulgar y decadente no tiene fin.

¿Estos son patriotas? ¿Son ejemplos sanos del espíritu del Pueblo? ¿Son aquellos que dicen ir en contra de los problemas sociales y culturales que nos trae la inmigración comportándose de forma aún más decadente? La unidad que nos hace falta para luchar por los verdaderos problemas, ¿queda anulada por un simple resultado deportivo? Me parece que son parte del problema más bien. Un fenómeno tan curioso como absurdo.

Por este motivo yo no soy futbolero. No me importan los resultados, ni ver quién gana la copa, me parece más sugestivo apreciar la belleza táctica del fútbol. Pero esto queda en segundo plano para la mayoría de los aficionados.

Lo correcto sería que, durante esta competición reinara la verdadera comunidad popular europea. Hermanos de siglos de historia y herencia disfrutando de actos culturales, música popular, bailes regionales dependiendo de la zona en la cual se efectúe el campeonato. Elevar el deporte y disfrutar de la cultura. Vivir el deporte como algo más, desde su esencia, no desde la absoluta competitividad.

El fútbol actual visto desde la perspectiva del capitalismo, lo que nos ofrecen las federaciones junto con la prensa, no es más que una herramienta que utiliza el sistema para dividir y enfrentar. Un puro negocio inmoral y negativo para Europa. Ser partícipe de esta herramienta decadente, es pertenecer a ese sistema que decimos combatir.

Atrás quedó aquella unión que nació en la trinchera, donde voluntarios de toda Europa, apartaron sus diferencias históricas por un ideal común. La verdadera comunidad popular. Nuestra Europa. 

Alejandro J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: